Blogia
Bitneriáceo

Hipótesis

Me atrevo a pensar que si quieres conocer a una persona debes de tratar de descubrir que es lo que le motiva.

Simplificando podemos proponer tres fuentes de motivación: 

El hambre es la más perentoria de la necesidades y por tanto el motivo más natural para tener que hacer algo.

El hambre de un predador como nosotros estimula con intensidad tal que su fuerza no termina cuando ésta se sacia, lo normal es que, como Escarlata, lo que nos siga impulsando sea el juramento de jamás volver a pasar hambre, por extensión frío, cansancio, sueño, .... finalmente el hambre nos lleva a necesitar lo que vemos, no ser “menos qué” y seguimos devorando y teniendo hambre. El motivo primario se desvirtúa y se convierte en ansia, en necesidad de riqueza, pero en su esencia no es más que miedo al hambre.

Llegado a su extremo y cuando ya no hay a quien imitar, ya no queda que saciar, el deseo de ser el primero, el ejemplo, el líder, el anhelo de poder, de dominio sobre los demás, se vuelve motivación. Tal vez,  de todas las motivaciones, esta es la más propia de seres vulnerables y dependientes de los demás.
Son los mas fáciles de conocer ya que regalan su alma, dan sus encantos a quienes les rodean para envolverlos y someterlos.

Por último están los motivados por el amor-sexo o sexo-amor (muy distintos, muy próximos),  motivación que no precisa explicación  y  si la precisa sería tan larga como la historia de la humanidad.

Estas motivaciones se entrelazan y confunden, la intuición nos hace percibir en los demás si va antes el huevo o la gallina,  el poder por conseguir sexo o el sexo por conseguir poder. 

Se trata de descifrar, cual es la carga de motivación que despliegan, que proporción de cada una les marca e incluso en que medida les va cambiando la receta, la mezcla, la formula de su motivación con el paso de los años.

Siendo serios hay que decir, además de todo eso, que tambien existe el "por que sí"  y, por supuesto, los que parecen carentes de toda motivación.

Yo no pierdo el  tiempo en tratar de ver cual es la mía, mi motivación. Siempre me miento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

26 -

Schere, no te mientas, alguna habrá.
Para darte cien patadas en la espinilla o solo una no encontraré nunca motivación.

Pini, hay tipos que tratan de conquistar a mujeres solo para poder alardear de ello.
Aquel que se quedo en la isla desierta con Sharon Stone y claro no habiendo donde elegir pues terminaron acostándose juntos. Pero pasaban los meses y el hombre estaba infeliz y ella al verlo así siempre le preguntaba si le faltaba algo, pero el no se atrevía a decirle nada, hasta que un día por fin se lo dijo,
Mira “Sha”, tu harías algo por mi.
-Si
Pues ponte mis pantalones, píntate un bigote y salúdame con voz de hombre -le pidió.-
Ella se extraño pero por tratar de evitar su tristeza le complació, se vistió, se pinto el bigote y saludo con voz de hombre:
“Hola amigo”
Hola -contesto el-, que ganas tenia de verte, ¡no te lo vas a creer tio, llevo 3 meses follandome a Sharon Stone.!

pini -

no te mientas, 26.
o sí, si ello te tranquiliza.

una vez le dijo un señor a una amiga, sin ningún tipo de previo aviso ni de salida antecedente: qué tal si vamos a hacer lo que nos convoca?
ella le dijo: pero sos una bestia.
él: y vos para qué andás moviendo semejante c. si no lo vas a usar?

con las disculpas del caso, he hecho la cita tan poco elevada para demostrar que,a pesar de la bestialidad del galán, su motivación estaba bien clara.
en cambio ella, que bailoteaba su existencia en busca de no sé qué, todavía la está buscando.
obviamente, luego de acceder al ofrecimiento intempestivo del descarado.

Schere -

Me apunto en la lista de los carentes de motivación. Me darías cien patadas en la espinilla si me conocieras un poco :) (si me conocieras de verdad, quiero decir)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres