Blogia
Bitneriáceo

Más verano

 

Mira , que se funda la mantequilla es esencial.

No te quemes,  hace un segundo estaban sobre las brasas, ese papel de aluminio que las protege, engaña porque se enfría  rápido, la patata esta  muy caliente.

--------------

Evitar caminos, carreteras, coches y personas, hacerse al camino sin camino, por la costa, orientados por la línea de la marea sobre las playas y en equilibrio sobre las rocas.
Cargar lo preciso, justo lo preciso y una botella de vino, si somos cuatro, dos que serán  varias horas. Obligado vasitos de vidrio que Rioja a morro o en plástico no es vino.

Sal aceite o mantequilla, las patatas con su piel bien limpia en su metálico traje enfundadas y si por la tarde el pescador de los cuatro, ha pescado, sargos y panchitos, eso si, bien adobados con hierbas finas o finas hierbas, nos los llevamos.

La playa no es playa es una sucesión de cantos rodados, desde un puño a una cabeza el tamaño. Lejos de todo, que ni con 30 grados cae un alma por esos pagos.
Toda nuestra, hermano.
El mar en invierno ha dejado más allá de donde ahora llega la marea, un enorme surtido de leña, las piñas de los pinos cercanos, las hojas de las cañas, son combustibles perfectos para el hormo que con un poco de esfuerzo esta ya listo para el trabajo.

En circulo se separan las piedras de las superficie y a mano se escarba al menos un palmo , tres de diámetro.
La leña la dejamos arder hasta que sea brasa abundante sin llama, entonces sobre ella las viandas y piedras la tresbolillo, sobre estas primeras piedras otras más, planas, apoyamos a modo de tejado, sobre estas más, hasta tener el horno tapado.

Dejar hacer y gozar de la conversación,
del vino,
del sol poniente,
de un baño,
del olor de las brasas, tubérculos y pescados,
de una torre de piedras,
de la búsqueda de una bien plana que de 8 botes haciendo sapitos sobre el mar calmo, o algún día sobre un río lejano
No hacer nada,
hacer compañía,
sonreir acaso.

A comer sin quemase, a dedo, a mano, como Robinson su primara semana, solo hay piedras que también son buenos platos. De tan placentero debe ser pecado.

Antes que llegue la madrugada se aviva el fuego para vernos las caras moviendo las sombras  y hasta parece que las piedras acolchan la espalda.
--------------------
Si, de tan placentero debe ser pecado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Schere -

Le faltan dos que no se echan de menos: ira y envidia.

Pero tiene también pereza.

Reúne lo mejorcito de los siete capitales.

pini -

tiene mucho de lujuria (cantos rodados)
algo de gula (sal, patatas, aceite, pescado, olor de las brasas)
tiene todo.
hasta está "aliñado" al descuido.

disinerge -

Capital, 26, capital!

Lo dífícil será asociarlo a uno de los siete.

26 -

ni gracias por pasar, por leer, por hacerme pensar que peco divinamente.
:)

ni -

precioso!
pecado divino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres